Cómo curar heridas a tu perro en casa
17 May 2014

Cómo curar heridas a tu perro en casa

Curar heridas a tu mascota es un proceso sencillo, que todos debemos aprender, ya que en la vida del perro tendrás que enfrentarte alguna vez a este problema. Salir a pasear, relacionarse con otros perros o los accidentes domésticos son parte de la vida de tu mascota, por lo que tienes que estar preparado para que pueda tener alguna herida o corte en algún momento.

Los cortes y raspaduras son habituales, sobre todo si tienes un perro muy activo. Es necesario que tengas un botiquín básico en casa, con gasas, antiséptico, pomadas y otros productos para curar heridas. De esta forma, siempre estarás preparado para lo que pase.

El primer paso que debes llevar a cabo, es valorar si es una herida grave o leve. Si es grande y profunda, o al taponarla notas que no para de sangrar, es importante que la presiones y lleves de inmediato al perro al veterinario. Allí puede que tengan que ponerle grapas y limpiar de forma más profunda para evitar infecciones que pueden ser graves y ocasionar que se agrave su condición de salud.

Si se trata de una herida leve, tú mismo podrás tratarlo en casa. Debes limpiar la zona, cortando el pelo alrededor, sobre todo si es largo. Tienes que limpiar con agua y con jabón la zona, fijándote bien en que no quede ningún resto que pueda infectar la zona.

A continuación debes desinfectar la herida. El antiséptico de yodo es perfecto para eso, y todos tenemos esta clase de productos en casa. Puedes echarlo directamente o aplicarlo con una gasa limpia. También existen pomadas desinfectantes, que al durar mucho más sobre la herida, hacen que esta se cure mucho más rápido.

Es de vital importancia evitar que las moscas se posen sobre la herida porque poder dejar sus huevos y ocasionar una Miasis (lo que se conoce popularmente como gusanera), si se previene será mucho mas fácil la cicatrización rápida sin mayores consecuencias.

Durante los días que va a tener la herida, tendrás que hacer las curas varias veces. Si es una zona como las almohadillas de las patas, deberás vendarla para que no entre en contacto con bacterias. Si es otro lugar, puedes dejarla al aire, ya que cura más rápido. Incluso puedes utilizar un collar isabelino, para que el perro no acceda a la herida.

Entre las cremas cicatrizantes del mercado es muy conocida Fortderm la cual es muy útil para cicatrización, recuerda que en casos de heridas profundas lo mejor es acudir a tu veterinario de confianza.


Haz tu donativo ♥ BANCO ACTIVO CTA CTE 01710014976000898063 / FUNDACION QUIERO UN PERRO / RIF: J – 403489319 / donaciones@quierounperro.com.ve